Escultura Premio Humanidad

Escultura del Premio Humanidad

Este premio fue instituido por el COMITÉ INTERNACIONAL PERMANENTE (CIP), para ser entregado en cada uno de los Congresos a una Institución y a una personalidad que se hayan distinguido por su defensa de la vida.

Se escogió una escultura artesanal elaborada en Nicaragua:

Image

He aquí su historia.

En el norte de Nicaragua, existe un pequeño pueblo llamado San Juan de Limay, en la Diócesis de Estelí, situado al pie de un cerro llamado “Tipizcayán”, vocablo nahualt, que traducido al castellano significa “Cerro del Tucán”.

En el año 1970, en que se desata una hambruna por esa región, el Sacerdote de ese pueblo, Padre Eduardo Mejía, comienza a ofrecer retiros espirituales a jóvenes, los cuales adquieren notoriedad y comienzan a llegar muchachos de todo el país.  Descubre en una cañada un trozo de piedra y curiosamente, uno de los retiristas comienza a rasparla con una navaja, advirtiendo que se descubría su característica multicolor, teniendo una consistencia suave y lisa, lo que abre sus posibilidades para trabajos escultóricos.  El Padre Mejía le presenta la piedra a otro monje de nombre Ernesto Cardenal, quien estaba muy entregado al arte, y apreciando sus tonalidades, la relaciona con el mármol por su jaspe y textura y deciden llamarla “Piedra Marmolina”. Geológicamente pertenece al grupo de las Dacitas Alteradas, compuesta de sedimentos volcánicos.

A partir de entonces se inicia un intenso trabajo creativo de los pobladores del lugar, inspirados por los elementos del entorno: pajaritos, tortuga, conejos, garrobos…

Son artesanos lugareños que han desarrollado sus habilidades y las han transmitido de generación en generación, de manera autodidacta habiendo producido miles de esculturas de todo carácter y tamaño que han logrado que sus obras se encuentren en multitud de hogares, tanto en Nicaragua como en otras partes del mundo, pues han sido adquiridas por diplomáticos, gobernantes y altas personalidades que han visitado Nicaragua.  En Managua se exhiben esculturas gigantes que pesan varias toneladas.  Cuando Su Santidad Juan Pablo II visitó Nicaragua se le obsequió un Cristo tallado en esta piedra, el cual se encuentra en El Vaticano.

El autor de las esculturas que se entregarán a los galardonados con el Premio Humanidad es Freddy Moreno Tercero, de 45 años de edad, autodidacta que maneja la técnica de la Piedra Marmolina, además de otras técnicas escultóricas en fibra de vidrio, granito de mármol, cemento, masillas, madera, etc.

Todo es hecho a mano, no se utilizan moldes.  Por esa razón cada obra es única e irrepetible.  Solo el concepto permanece.

En este concepto, por petición de Mons. Juan Abelardo Mata Guevara, Obispo de la Diócesis de Estelí, creó la escultura de La Sagrada Familia.  Ahora, a petición de Su Excelencia, crea esta, con un matrimonio que tienen en brazos a un bebé y otro niño que también ayuda a sostener a su hermanito, consolidando la unión, solidaridad y apoyo de los miembros de la familia que simboliza a la humanidad.

Additional information